Estratégia

Es por ello que para conseguir los objetivos marcado en este plan estratégico, se han definido cinco líneas estratégicas, en las que se van a planificar actuaciones:

  1. Apuesta por la innovación.
  2. Desarrollo del tejido empresarial.
  3. Organización de los agentes del entorno.
  4. Internacionalización.
  5. Capital humano.

 

Apuesta por la Innovación.

Desde el Cluster de Energías renovables y soluciones energéticas se pretende realizar una labor de mejora de la competitividad en el sector, y para ello se considera como factor clave apostar por la innovación, tanto tecnológica como de proceso y organizativa.

Se busca el desarrollo de nuevos productos, la especialización en diferentes áreas del sector y utilizar como modelo las empresas que están funcionando mejor dentro del Cluster para que el resto pueda aprender de ellas.

Además, mediante la innovación, se pretende conseguir que los productos de las empresas asociadas se diferencien de la competencia, así aumentar la cuota de mercado y los beneficios de los asociados.

Las principales acciones que se contemplan en este ámbito son las siguientes:

  • Continuar desarrollando proyectos de I+D+i, tanto individuales como cooperativos, en las tecnologías en las que se detecten potenciales ventajas (generación distribuida, acumulación, disminución de costes… etc.).
  • Establecer un sistema de vigilancia e inteligencia estratégica que tenga en cuenta aspectos de prospectiva tecnológica, tendencias y mercado, regulación y normativa…
  • Búsqueda de demandas tecnológicas no cubierta a las que ofrecer soluciones.
  • Potenciar la colaboración entre las empresas y los Centros Tecnológicos regionales para el desarrollo de nuevas tecnologías.
  • Buscar la colaboración expresa de los grupos de investigación de los departamentos relacionados con las Energías Renovables de diferentes Universidades con talento investigador aprovechable. 
  • Mayor presencia en foros y centros de debate y decisión de energías renovables.
  • Buscar una alta especialización en los campos de mayor potencial.

 

Desarrollo tejido empresarial.

Desarrollar el tejido empresarial, es la línea estratégica fundamental para conseguir alcanzar el objetivo principal del Cluster.

Se pretende que mediante el desarrollo de esta línea estratégica, las empresas sean capaces de cubrir de la manera más eficaz y eficiente posible todas, o determinadas partes, de las diferentes cadenas de valor del sector que aun no están cubiertas y donde pueden existir nichos de mercado.

Las principales acciones que se contemplan en este ámbito son las siguientes:

  • Conocer bien aquellos eslabones de la cadena de valor que, siendo interesantes, o bien no se cubren o bien se hace ineficaz o ineficientemente, incentivando el trabajo de empresas del clúster o exteriores.
  • Facilitar información y asesoramiento para la puesta en marcha de proyectos empresariales de bienes y servicios en este ámbito.
  • Fomentar las oportunidades para el nacimiento de spin-offs a partir de las relaciones entre universidad y empresa.
  • Detectar áreas de colaboración potencial en la contratación de servicios externos.
  • Potenciar la generación de negocios desde los servicios tecnológicos, como pueden ser auditorias energéticas, servicios de ingeniería y consultoría…
  • Identificación de nuevas líneas de negocio directa o indirectamente (acumulación, gestión inteligente de redes, etc.) relacionadas con las energías renovables.
  • Apoyar el desarrollo o la creación de empresas en torno a las nuevas líneas de negocio identificadas.
  • Colaborar a la obtención de financiación para la creación de nuevas empresas y para el mantenimiento del tejido empresarial existente.

 

Organización de los agentes del entorno.

Esta línea estratégica pretende conseguir la organización de los agentes del entorno que son estrictamente susceptibles de entrar en el cluster.

Estos agentes deben estar especializados en áreas  que pueden ayudar al Cluster y a sus empresas a completar eficazmente la cadena de valor, en los segmentos que no son propiamente técnicos: seguros, logística (empresas de transporte), financiación (financieras), consultoría estratégica…

Su entrada en el Cluster permitirá impulsar proyectos de mejora de la competitividad del sector.

Las principales acciones que se contemplan en este ámbito son las siguientes:

  • Identificar los agentes susceptibles de incorporarse al Cluster analizando su posicionamiento y capacidades.
  • Fomentar la cooperación entre las empresas del sector para unir competencias en áreas diversas y generar ofertas integradas.
  • Seguir desarrollando los mecanismos de colaboración con otros Clusters.

 

Internacionalización.

Con esta línea se busca desarrollar estrategias para encontrar nuevos mercados y para favorecer la internacionalización del sector, aprovechando que el sector muestra a nivel mundial una extensión y dinamismo creciente.

Las principales acciones que se contemplan en este ámbito son las siguientes:

  • Desarrollar una estrategia de comunicación conjunta entre las Administraciones públicas y las empresas del sector para exponer en nuevos mercados la excelencia y las capacidades de las empresas del Cluster.
  • Realizar acciones de marketing: jornadas técnicas, sesiones de networking, misiones comerciales, influencia ante administraciones…
  • Detectar foros e instancias internacionales en los que se deba estar presente.
  • Aprovechar la experiencia internacional de las empresas líderes para favorecer la internacionalización de las PYMES (apadrinamiento).
  • Desarrollar alianzas estratégicas con proveedores en origen a partir del conocimiento generado por el sistema de vigilancia e inteligencia estratégica.
  • Desarrollar planes de acción conjuntos entre los agentes del sector para posicionarse en los mercados internacionales (p. ej., realización de ofertas integradas para proyectos internacionales).

 

Capital humano.

Dentro del mejoramiento de la calidad del servicio del Cluster hacia sus asociados, se contempla el del capital humano, sobre la base de la capacitación permanente de sus profesionales en actividades críticas en energías renovables.

Para el desarrollo de esta tarea, se ha realizado una revisión de las necesidades estratégicas del sector en el ámbito de los requerimientos profesionales.

Las principales acciones que se contemplan en este ámbito son las siguientes:

  • Preparación y capacitación del capital humano local.
  • Identificar perfiles emergentes de empleo en las energías renovables.
  • Reconocer la experiencia y aprendizaje de los trabajadores del sector, generando oportunidades de desarrollo de trayectorias laborales ascendentes.
  • Incorporar en el sistema formativo mecanismos que permitan la actualización de las competencias laborales de los trabajadores del sector, así como de generación de competencias a las personas que se incorporen a los servicios de generación, transmisión y distribución de energía.
  • Realizar actividades que permitan el mejoramiento de la gestión del conocimiento sectorial y de difusión de las nuevas tecnologías que se aplican al sector de las energías renovables.